!!Torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015!!

Ya se puede descargar la clasificación del torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015 en el apartado: Torneos Locales.

9 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali VI: Ronda 8, Menú del día

De primero, SOPA AFORTUNADA
Ariadna juega mal la Española del Cambio, perdiendo el peón de e5, y su rival consigue una posición superior. A pesar de ello, nuestra inspirada compañera, busca crear cuantos más problemas mejor. Y el tesón tiene su premio: el vasco que cree ganar un peón y lo que pierde es una pieza. Exquisita la sopa.


Entre platos, FUMAMOS LA PIPA DE LA PAZ

El Maestro de Aspépolis, que ayer jugaba justo al lado de Ariadna, alucina
con el resultado de su hija, y como quiere celebrarlo le dice a su rival: Propongo tablas. Aún no había terminado de decirlo, y la joven vasca ya había aceptado el armisticio. Una partida llena de imaginación, en la línea "alla Thal" que de vez en cuando nos obsequia el Maestro. Pero la sangre tira, y se fue a abrazar a su campeona.


De segundo, PÁNICO EN LA ENSALADA

Aida aún tiene miedo a perder, después de un torneillo algo irregular. En un momento dado se ve peor, y propone tablas. El rival la mira, se levanta, coge el móvil y sale a la calle. Aida teme: ¿Irá a consultar el fritz en el Ipod? Pregunta al Maestro. No, tranquila, va a fastidiarse los pulmones con el Winston. Miran ambos hacia afuera, y ven una locomotora modelo 1850, echando humo como una posesa: es el rival, fumando a ritmo de récord mundial. Luego entra, ya más tranquilo, ahito de nicotina, y acepta la oferta. Medio punto para el zurrón, que llevaremos al niño en el portal de Belén. Fum-fum.

Postre: Pudding de torres

Ana jugó bien contra un veterano rival. Logró una posición tipo fabada asturiana, donde parecía haber más piezas que casillas, para acabar ganando un peón. El viejo luchador no desfalleció, y recuperó el peón gracias a la mala colocación de la dama de nuestra princesita.
Luego vino la Mazurca de las Sombrillas, de la Zarzuela Luisa Fernanda, donde la aristocracia madrileña pasea un domingo por la mañana. Pues eso, cambiad la aristocracia por las torres y tenemos el final de la partida. Torres para aquí, torres para allá. Y al final, no había otra que dejarlo en tablas. Lo importante es que Ana no pierde este tipo de partidas. Eso es seña de su progreso.

Bebida: Zumo de peones

José David, Gladiator, jugó un Reti con mucho criterio. Logró una posición superior, pero no encontró la forma de matar a su rival. Al final perdió un peón, y el joven rival supo ganar el final de peones, que por otra parte era sencillo de ejecutar. José David consigue buenas posiciones, por lo que en cuanto aprenda un poco de técnica de medio juego, sumará muchos puntos. Al tiempo, porque tiene muchas ganas.

La Siesta: Juan Pedro, "Eternal Games"

Hoy el General Magdaleno se ha ganado el título de Rey del club. No sabe jugar partidas de un par de horas. ¡¡Noooooooooo!! El tiene que comprobar la capacidad de las pilas del reloj. El árbitro, que ya lo sabe, no sólo pone duracell, sino que tiene un juego de recambio a mano. Incluso, ya le facilita una segunda planilla, en previsión de eventuales prisas en la jugada 80: ¿Para qué esperar?

Bob Arnot, su rival, que entra en una posición de tablas muertas. O sea, siete peones por bando, seis de ellos bloqueados. Todas las piezas bien colocadas, los reyes seguros. Imposible penetrar. El foráneo de Denia que trata de desesperar a Juanpe. A la expedición aspense que nos da la risa: ¿Desesperar a Juan Pedro? Mejor inténtalo con una estrella de mar, sería más sencillo. Dicho y hecho: el segundo tablero del CA Aspe, que poco a poco (literalmente) va mejorando su posición y gana un final de alfiles de distinto color, ya con toda la sala observando, y los del sub 2300, y los camareros de la cena, que ya habían fregado los platos y todo. Cuando salimos del hotel, estaban recogiendo las calles.

Hoy viernes, penúltima ronda. Con tan sólo una derrota en la jornada de ayer, los ánimos han terminado de mejorar. A ver si seguimos.










El Maestro de Aspépolis

No hay comentarios:

Publicar un comentario