!!Torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015!!

Ya se puede descargar la clasificación del torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015 en el apartado: Torneos Locales.

11 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali VII: Novena Sinfonía

Y llegamos a la novena ronda. Recordemos la maldición de la novena: grandes compositores de la Música Clásica, fallecieron tras componer su novena sinfonía, no pudiendo llegar a la décima: Beethoven, Mendelsson, Dvorak, Mahler, Schubert. Ya en el siglo XX, Jan Sibelius compuso su séptima sinfonía allá por los años 30. Ahí paró, y murió 27 años después, pasados los 90 de edad. Fue la constatación de la maldición de la novena.

Pues una maldición parecida podía ocurrir a las huestes del General Magdaleno en la novena ronda. Tras un buen torneo de la mayoría de las tropas, un mal resultado en esta novena, podía llevar al traste tan buena actuación. La única que tenía licencia para perder era Ariadna, luchando por allá arriba, y contra rivales muy fuertes. Los demás, sobre todo Juan Pedro y el Maestro, tenían que afinar el violín.

Primer Movimiento: Tempo di Réquiem. Funebris allegatto.

Misa de Réquiem por la memoria de los reyes de José David y Ana. En la flor de la juventud, apenas iniciada su andadura, fallecen el el fragor de la batalla, bajo el ardor guerrero de nuestros avezados jugadores.

No caerá en vano su sacrificio entre las tropas del General Magdaleno, pues redoblaremos nuestros esfuerzos para evitar futuras sangrías como las de ayer.

Casa doliente: tableros 135 y 148.

La familia de ambos monarcas agradecen las muestras de afecto, y ruegan una oración por el alma de los jóvenes difuntos.


Segundo Movimiento: Allegro ma non troppo. Ebanistiquae germanicus
Posteriormente fue el Maestro de Aspépolis el que casi la arma. Entra en una línea agresiva, sacrifica un peón para atacar, y cuando todo ello está preparadito, sé da cuenta de que ni ataque ni nada de nada. El germano que le pide tablas, y el Maestro qué piensa: ¿Y si la pierdo? Pues mejor lo dejo para mañana, y así no estropeo nada, librándome de la maldición de la novena. Y cruza manos con el bávaro espigado.

Tercer Movimiento: La Oda de la Alegría

¡¡¡¡¡¡¡Victoria de Aida!!!!!!!!! 

    Los teletipos echan humo, e incluso el afamado periodista Leontxo García visita la sala de juego para cerciorarse del histórico hecho. Hay más: algunas fuentes afirman que el Presidente de la Federación Española de Ajedrez quiso fotografiarse con el entrenador de Aida, nuestro Maestro de Aspépolis. Luis María mantiene que fue él quien le pidió la foto al máximo mandatario ajedrecístico español.
    Necesitaba Aida esta victoria, porque juega mucho mejor que lo que indican sus resultados. A ver si poco a poco va mejorando ciertos aspectos que le permitirán puntuar con más eficacia.
El Presidente de la FEDA, Javier Ochoa con Luis

Cuarto Movimiento: Largho...y Larghiissimmo

Las dos partidas más largas de entre los nuestros las disputaron Ariadna y el de siempre, o sea, Juan Pedro. Ariadna luchó contra el Austriaco besucón, y ante la avalancha de peones que le envió al enroque, no pudo proteger la posición de su rey, con pérdidas materiales irreversibles. Bien por Ari que está jugando un gran torneo.

Y llegamos al General Magdaleno. Está haciendo un torneazo, jugando de cine, igual que Ariadna. Pero es que Juan Pedro no sabe jugar partidas de menos de cuatro horas u ochenta jugadas. No, esas no cuentan. En la crítica novena ronda, Puche I, con la presencia entre el público de José Manuel I de Aspépolis, volvió a lucir sus mejores dotes estratégico constrictivas, para ganar gracias a alguna ventaja minúscula que sólo él y el espíritu de Botvinnik ven sobre el tablero, y desesperar a su rival, que como decía aquel, sólo pasaba por allí.
Por cierto: suspenso a los fotógrafos oficiales del club: ni una foto a Juan Pedro. Como iba de negro, pues ni lo vieron.

Hoy la última ronda, y posibilidades de buena clasificación para Juan Pedro, Ariadna y Luis. A ver si cuaja.


El Maestro de Aspépolis

No hay comentarios:

Publicar un comentario